Dolce & Gabbana: lo choni hecho chic

Que conste que es una de mis marcas favoritas. Que conste. No me tengáis en cuenta todo lo que voy a decir en este post… no vaya a ser que no me contrate Amancio.

Pues bien, empezamos. Siempre que echo la vista atrás para hacer una valoración del estilo de Dolce & Gabbana a lo largo de los años, me viene un gustillo a choni que no es normal. Quizá la razón es que, en mi “corta vida”, la primera gran campaña que recuerdo de los italianos es la de Madonna, reina de las poligoneras que más tarde diseñaría “chándales” para H&M. Corría el año 2010 y, aunque la marca era más que conocida, a mí me empezó a gustar curiosear en su web unos meses más tarde.

gallery_main-madonna-dolce-gabbana-photos-01212010-02

La serie de fotografías que aparecieron publicadas con la diva como protagonista fueron, ni más ni menos, que la comidilla del mundo de la moda y del barrio, para qué negarlo… Madonna parecía quinceañera, rodeada de bellos italianos que todavía salían de botellón.

Lo cierto es que las campañas de la enseña se caracterizan por ser vistosas, llamativas y, en ocasiones, denunciables… Recordemos el anuncio prohibido en el que varios maromos cogían a una mujer.

 

censor_dolce-gabbana

Pero independientemente de todo ello, Dolce & Gabbana forma parte de ese selecto club de marcas de alta costura que se han colado en lo más alto de la moda y que cuentan con menos de 50 años de trayectoria. Se trata de una característica común a las grandes marcas italianas, las cuales, en apenas 5 décadas, se han colocado a la altura de las francesas.

¿Cómo lo han hecho? Con estrategias de Marketing adaptadas a los nuevos tiempos que pasan por:

– Unos diseñadores carismáticos y, además, adictos a las redes sociales.

– Un made in Italy que siempre vende, no nos vamos a engañar.

– Una extrema calidad.

– Diversificación en Hombre, Mujer, complementos, segundas marcas (la ya desaparecida D&G) y perfumes.

– Utilización de donne para la imagen de las colecciones. A la Bellucci se le ha unido Scarlett y  la Schiapparelli en un intento de aunar todas las generaciones que han vestido y visten la firma.

Pero si en sus inicios Dolce & Gabbana se hacían eco del exhibicionismo de los 90, actualmente nos encontramos con una marca que representa a la perfección los ambientes del Sur de Italia con materiales como el esparto, estampados imposibles y mucho toque simbólico digamos vintage.

Todo ello, unido al uso de sicilianos anónimos para los desfiles y de deportistas italianos para sus anuncios, han hecho que D&G sea una de las firmas más queridas en su país. Eso sí, la gente guarda un poco resquemor a Domenico y Dolce por eso de no pagar impuestos… Vamos, chorradas de la gente.

DG PE 13 DONNA/UOMO.indd

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s