Lección de moda: a vueltas con la riñonera

Riñonera 3_ RunninggatthespeedofmeEn los 80 y 90 fue el complemento indiscutible, tanto femenino como masculino en moda. Ese pequeño bolso, atado a la cintura o caderas, dependiendo también de las formas del poseedor, se hizo un hueco durante años en el armario de las parejas de todo el mundo. Sus principales ventajas eran claras:

–         Erradicaban la tiranía de los bolsos.

–         Los hombres podían ya guardar sus cositas, sin necesidad de echar mano de la novia ni de llenar los bolsillos a lo muñeco Michelín.

–         Ocupaban poco espacio, eran cómodas y de mil diseños diferentes.

–         Precio más reducido que el de los complementos al uso.

FASHION-FRANCE-CHANELPues bien. La historia les dio de lado. Si antes hasta los niños las utilizaban para bajar al parque –aquí una sufridora-, de repente, sin venir a cuento, se estrecharon los pantalones y desapareciendo las tan amadas riñoneras, que hasta hacían las delicias de los padres más modernos.

De repente –y esto lo explica muy bien SModa-, pasaron a ser algo cutre, vacío de glamour y hortera de bolera. ¿Por qué? En los últimos años, hemos visto como se han ensanchado los hombros en la ropa femenina, se ha vuelto a adoptar el estilo boyish noventero y, por supuesto, algún que otro tupé hemos visto en las pasarelas. ¿Por qué no la riñonera?

Volvemos a mencionar a SModa para elogiar el buen trabajo que han hecho, resumiendo la vida de la riñonera en tiempos pasados, siempre mejores, y en los últimos años.

Riñonera 1_TerraLo cierto es que, viendo la última colección de Chanel, ya me rondaba la idea de hacer una pequeña alegoría a la riñonera. Por lo que he podido leer en diferentes publicaciones, los entendidos no están muy por la labor de su vuelta. Yo, al contrario, pienso que si han vuelto las botas por encima de la rodilla, perdón, las over-the-knee-boots, que no quedan bien a nadie, por qué no recuperar un complemento universal que nada tiene que ver con la fisionomía y que, en la época de los móviles, vendría de perlas para no perder el dispositivo en los tote bag dichosos.

He dicho y redicho: la riñonera debe volver. No sólo como un accesorio más sino como un símbolo de la democratización de las grandes marcas para hacer del lujo accesible –menores precios que los bolsos- su mayor fuente de ingresos.

Fotos: Runninggatthespeedofme.blogspot.com, Terra, El Comercio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s