Pasos básicos para vender en moda

Vender: algo que parece sencillo pero que se ha convertido en un auténtico misterio para muchas marcas, sobre todo aquellas especializadas en moda.

En muchas ocasiones, las firmas cuentan con el producto adecuado, el precio justo y una atención al cliente óptima. ¿Qué falla entonces? El conjunto. Para la venta, se han de cumplir todos y cada uno de estos requisitos, ya tratados en el Marketing Mix y que, sin duda, alguna que otra empresa debería recordar de vez en cuando:

Producto. Con ello, nos referimos a la obtención de una prenda de cuidada calidad, con un diseño estudiado y con una logística adecuada a aquello que queremos ofrecer al cliente. No es sólo lo que vendemos, sino qué capacidad tenemos de abastecer nuestro punto de venta y las condiciones -tiempo, modo y coste- en las que llega el artículo puesto a la venta.

Double Agent

Precio. Algo básico pero que sin duda es lo que más quebraderos de cabeza da a los empresarios del sector textil. Independientemente de lo que creamos que es el valor de una prenda -siempre de manera subjetiva-, hemos de consultar el mercado para conocer tanto los PVPs que se están dando por un producto similar como nuestra política final de precio.

Esto es, si deseamos colocarnos ligeramente por encima o por debajo de la competencia directa, si preferimos dar mayor calidad a menor precio o posicionarnos en un ticket alto en relación al servicio postventa y cuidado al cliente que se ofrece, independientemente de las cualidades de la prenda.

Promoción. La política de precio, en muchas ocasiones, depende directamente de la promoción, publicidad y descuentos que se desarrollen en pro de las ventas totales de la red. Si bien de todos es conocido las estrategias tradicionales de descuentos, tarjeta de fidelidad y promociones exclusivas en el punto de venta, muchas marcas, aún hoy, obvian lo más importante:

Redes sociales moda

 

 

 

 

Que, junto con el punto de venta online, se convierten en una herramienta única para la atracción de nuestro cliente hacia la consecución de la compra.

Punto de venta. En los últimos años, hemos presenciado como el punto de venta se ha distorsionado, siendo multiplicado a través de:

  • Plataformas online: blogs, gestores de contenido con aplicaciones de venta y tienda virtual.
  • Tienda tradicional: puntos de venta físicos en los que el contacto con el cliente es primordial. Dependiendo de la marca y del coste del producto, la labor del dependiente y la experiencia de compra son fundamentales. ¿Quièn compra un Loewe por Internet?

Analizados los cuatro puntos primordiales del marketing, nos gustaría añadir uno que, sin duda, es el más obviado por muchas marcas de moda. Hacemos referencia al público objetivo.

Entendido éste como el cliente final que es susceptible de comprar nuestros productos, hemos de definirlo antes de tomar cualquier decisión empresarial.

Lovely Pepa Mango

La delimitación de público objetivo es lo más importante a la hora de desarrollar, posteriormente, una estrategia de marketing adecuada. Considerado algo menor a la hora de plantear las 4Ps en Marketing, se constituye como el eslabón perdido para muchas firmas.

En muchas ocasiones, se intenta alcanzar un público superior o inferior al producto que se vende, siendo las acciones que se realizan inadecuadas.

En definitiva: el mensaje no cumple su función si no llega al destinatario adecuado.

Fotografías: Double Agent, Lovely Pepa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s