Los desfiles de moda, esa estrategia de marketing

Dice la leyenda que el origen de los desfiles de moda era la presentación, en petit comité, de las nuevas colecciones de alta costura -también de las primeras galerías con pretensiones- ante la clienta habitual de la firma.

Dior Fashion Week

Con el devenir de los años y de las tecnologías, estos eventos se convirtieron en el vox populi de la moda, hasta llegar a la locura de los últimos años.

Ya en los 80, la época de la ostentación, las firmas se afanaban en llamar la atención de los medios de comunicación masivos tradicionales.

Pero, ¿cuál es el propósito que persigue un desfile? Recogemos el mensaje del gran artículo de 2013 del blog Runway Rider, de Vogue.

Roberto Verino

– Conectar con su público objetivo. Esto es, presentar su producto ante los miles de invitados al evento, que suele coincidir, en gran parte, con clientas habituales.

Ampliar público. Una de los más comunes metas que persigue el marketing en todos los sectores de actividad empresarial. En este caso, a través de una “cabeza visible” y de las redes sociales.

Las marcas se han enganchado a la figura del influencer o trendsetter -digamos prescriptor- para potenciar su presencia en ámbitos en los que aún no está presente. Esta persona, apoyada en Internet y sus perfiles públicos, puede multiplicar las ventas de la firma.

Diane Kruger Calvin KleinImpactos gratuitos. A través de una buena puesta en escena, como también menciona el blog, y la presencia de una celebrity, las firmas se aseguran también la cobertura de los medios de comunicación internacionales. Esto provoca que, si bien se llegue a un público masivo y no tanto final, se cree un efecto de aspiración.

Por producto aspiracional entendemos aquél deseado por un público que no es el estrictamente final y que se encuentra en el escalón inmediatamente inferior a éste. El artículo representa entonces el éxito de una capa social diferente a la que las estrategias de marketing de la firma se dirigen en un principio.

Tres principales motivos que sobran para hacer de un desfile un producto de moda rentable. Quizá la tendencia en técnicas de ventas nos lleve, en los próximos años, a una exclusividad en las presentaciones de alta costura -algunos diseñadores lo han intentado sin poder hacer frente a filtraciones-.

No obstante esto, nunca presenciaremos la separación entre moda y negocio.

Fotografías: Coco-chic, Roberto Verino vía Elle.es, Tendencias y moda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s