San Valentín está de moda

San Valentín Stradivarius

Durante el último mes-aproximadamente desde finales de Navidad hasta este mismo fin de semana- hemos asistido a una de las promociones masivas más importantes de todo el año.

Como no podía ser de otra manera, hablamos de San Valentín. Se trata de una fiesta cuyo origen se remonta al Imperio Romano pero que ha sido en la modernidad cuando la hemos vuelto totalmente consumista.

Está claro que San Valentín se ha convertido en un motivo más de compra de moda. De manera no casual, las marcas han potenciado el consumo en Febrero, un mes muerto para las ventas por las siguientes razones:

Springfield San Valentín

Cuesta de Enero. Todo lo gasta con tarjeta de crédito durante las Navidades, pasa factura en el mes siguiente. Esto hace que las familias vean cómo su ahorro desciende y cómo han de hacer frente a todos los excesos navideños.

Rebajas. Para poder sacar stock, las firmas reducen precios, pero también márgenes y ticket medio de compra. El resultado, los beneficios se reducen hasta el infinito.

Fiestas. Desde el 6 de Enero hasta el 19 de Marzo no hay un festivo en España -sin contar Carnavales-. Esto hace que, a la bajada de la facturación global se una un páramo en cuanto a celebraciones patrias se refiere. El resultado es que las ventas no se potencian.

Frío. Si bien es un aliado para la venta de abrigos -con precios superiores a las prendas de primavera-, hace que el consumidor sea más reacio a adquirir la nueva colección, ya pensada para la temporada cálida. Otra cosa es cuando vamos a comprar un regalo, en el que no se mira tanto el precio y no importa que sea una prenda de nueva colección.

Oysho San Valentín

San Valentín, por tanto, se posiciona como la mejor opción para los comerciantes para repuntar ventas. Esto ha provocado que, en las últimas semanas, las firmas hayan desarrollado nuevas estrategias para conmemorar la fecha:

– Lanzamiento de colecciones cápsula para permitir a los enamorados regalar exclusividad.

– Propuesta de ofertas especiales, con descuentos adicionales incluso en rebajas, para atraer las ventas.

– Reducción de los costes de envío express. Es muy útil poder remitir el regalo directamente al amado desde la web, esté donde esté.

Newsletter -éstas últimas en bombardeo- y apoyo en comunicación offline y online. Destaca la interacción con los clientes a través de las redes sociales. En este último caso, muchas marcas han solicitado la participación del público objetivo para el envío de anécdotas y fotografías de San Valentín.

El amor no se compra, la moda sí.

 

Fotografías: Stradivarius, Springfield y Oysho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s